PROTOCOLO DE ATENCIÓN PRIORITARIA

En la notaria de Belén – Boyacá, damos atención prioritaria a las personas que hacen parte de la tercera edad, mujeres embarazadas, niños y niñas y adolescentes, personas en situación de vulnerabilidad, grupos étnicos, personas con discapacidad y personas de talla baja.

  • Personas Mayores y mujeres Embarazadas: Una vez ingresen a las instalaciones se deben orientar para que se sitúen en áreas destinadas para ellos. La atención, dentro de este grupo de personas, se realiza por orden de llegada.
  • Niños, Niñas y Adolescentes: Tienen prelación en el turno sobre los demás ciudadanos, se deben escuchar y orientar con un lenguaje claro.
  • Personas en situación de Vulnerabilidad: (Víctimas de la violencia, a los Desplazados y a las personas en situación de pobreza extrema). Debe incorporarse actitudes que reconozcan su derecho a la atención y asistencia humanitaria, escucharlos atentamente y orientar sin mostrar prevención hacia el interlocutor, para evitar mayores traumatismos y dignificar a una persona que ha sufrido situaciones extremas.
  • Grupos Étnicos: A este grupo pertenecen los pueblos indígenas, comunidades negras, afros, palenqueras y raizales y pueblos gitanos. El servidor debe: Identificar si la persona puede comunicarse en español o hacer entender al peticionario sobre su autorización. (de solicitar soporte por favor avisar 5 días antes a la notaria para prestar el servicio de traductor de señas ).Solicitarles los documentos soportes de la petición.
  • Personas en condición de discapacidad: Recibirán una atención especial en cuanto al turno de llegada, no dirigirse a los adultos con discapacidad como si fueran niño, evitar hablar en tono aniñado, consentirles la cabeza o comportamientos similares, mirarlos con naturalidad y no hacer ni decir nada que le incomode como risas burlonas, miradas de doble sentido, comentarios imprudentes. Antes de llevar a cabo cualquier acción preguntar se desea recibir ayuda y como se le puede colaborar, cuando la persona lleve un acompañante, o prefiere y plantee sus requerimientos, y esperar a que la persona termine su exposición.
    • Atención a personas ciegas o con alguna discapacidad visual: No se le halará de la ropa o el brazo y se le mantendrá informado de las actividades que se está realizando durante la solicitud. Se orienta con claridad usando expresión como: “Al frente suyo está el formato o a su derecha está el bolígrafo”. Pueden usarse con tranquilidad las palabras ver, mirar, observar, etc. Si la persona tiene perro guía, no deben separarlo, ni distraerse o consentir al animal, si la persona pide ayuda para movilizarse de un punto a otro, posar la mano de ella sobre el hombro o brazo propios. Cuando se entreguen documentos, decirle con claridad cuáles son, si por algún motivo el servidor público debe retirarse de su puesto, desde informar a la persona con discapacidad visual antes de dejar sola.
Ir al contenido